En el momento de plantear una mudanza, es importante que tengas en cuenta varios aspectos. Frecuentemente, en lo primero en lo que pensamos es en planificarla con tiempo y contratar una buena empresa de mudanzas, seria y profesional, que nos garantice que nuestros muebles y enseres llegarán a destino en óptimas condiciones. Pero también es importante que dediquemos un poco de tiempo a pensar en los trámites administrativos que debes realizar en una mudanza: los permisos necesarios y los relacionados con el cambio de residencia.

Permisos para tu mudanza

La empresa de mudanza se ocupará de todos los trámites relacionados con el traslado, que se solicitan y tramitan en el Ayuntamiento o en el departamento de la Policía Local.

  • Permiso para realizar la mudanza.
  • Reserva de espacio para aparcamiento de vehículos en la vía pública.
  • Permisos de ocupación temporal de la via pública,
  • Permisos y material para acotar el espacio utilizado,
  • Permisos para elevación de mobiliario por fachada, etc.

Trámites relacionados con el cambio de residencia

Pero hay otra serie de aspectos que no deberíamos pasar por alto y que deberíamos gestionar lo antes posible. Nos estamos refiriendo a todos esos trámites que son necesarios para nuestra nueva residencia y que deberíamos acometerlos con tiempo para evitar aumentar el estrés que ya de por sí genera una mudanza.

Certificado de Empadronamiento.

Cuando el cambio de residencia sea a otra ciudad o municipio, este es el primer trámite que deberías gestionar. Para solicitar el nuevo certificado de empadronamiento, deberías acudir al ayuntamiento y allí te informarán de la documentación que puedes aportar para justificar tu nueva residencia. Una vez hayas obtenido el certificado, haz varias copias y guarda a buen recaudo el original.

Documento Nacional de Identidad (DNI).

La renovación del DNI cuando sea por un cambio de domicilio, es una gestión gratuita. Es recomendable hacerlo lo antes posible, porque te facilitará muchas gestiones posteriores en las que la presentación de este documento sea imprescindible. Para agilizar el trámite, solicita cita previa y ten en cuenta que para acreditar el cambio de domicilio deberás aportar el certificado de empadronamiento.

Carné de conducir.

En el caso de que seas conductor en activo, debes informar a la Dirección General de Tráfico de tu nueva residencia. Si no te has mudado a otra ciudad, no será necesario que aportes el certificado de empadronamiento o DNI, sino que bastará con que presentes un justificante de recibo domiciliado donde aparezca el nuevo domicilio. Esta gestión es gratuita.

Tarjeta de la Seguridad Social.

Acude a la oficina de la Seguridad Social que te toque por la nueva residencia, y actualiza el domicilio para que conste en sus datos el cambio y puedas acudir al nuevo centro de salud que te corresponda.

Tarjeta Sanitaria.

Podrás solicitar tu nueva tarjeta sanitaria en el nuevo centro de salud que te toque por zona. Te asignarán un médico de cabecera. Es aconsejable que acudas a visitarlo para conocerle y ponerle al tanto de tu historial médico: enfermedades, alergias medicamentosas, antecedentes familiares, etc.

Domiciliaciones bancarias.

Para llevar a cabo el cambio en las domiciliaciones bancarias, deberás contactar con todos los suministros para dar de baja el domicilio anterior y dar de alta el nuevo. Para hacer los trámites más llevaderos, contacta siempre con el nuevo inquilino de tu antigua residencia y con el anterior inquilino de tu nueva residencia. Ten en cuenta también todas las otras domiciliaciones bancarias que tengas. Habla con el banco para que no se te pase ni una.

Hacienda.

Debes realizar el trámite de cambio de domicilio fiscal para que Hacienda actualice los datos y puedan llegarte sus notificaciones. Las empresas o profesionales autónomos, deben emplear el modelo 036 o 037 para hacer el cambio de domicilio fiscal. En el caso de las personas físicas, cuando no realicen una actividad económica por cuenta propia, pueden actualizar este dato en la misma declaración de Hacienda o presentando el modelo 030.

 

Una mudanza puede perfectamente mantenerse bajo control y no acabar con tu paciencia. Todo es cuestión de planificar con tiempo los trámites que debes realizar en una mudanza. Y si necesitas ayuda, no olvides buscar siempre una empresa de mudanzas de confianza, como Euro Martínez Mudanzas. Contacta con nosotros.

¡Compártelo!