Si te estás planteando realizar un traslado, no te pierdas nuestros prácticos y sencillos consejos para una mudanza de éxito; así no se convertirá en un quebradero de cabeza y salgas victorioso de tamaña aventura.

Solicita más de un presupuesto

Lo ideal es que consultes con varias empresas de mudanzas para que te preparen un presupuesto detallado del coste total, que desglose los servicios de empaquetado y desempaquetado si los necesitas, o de montaje y desmontaje de muebles en caso de quererlos. Compara los diferentes presupuestos y escoge siempre aquella que te ofrezca mejores garantías y un presupuesto transparente.

Recuerda además pedirle a la empresa que te indique cuál es el seguro contratado y qué garantías te ofrece.

Planifícala con tiempo

Si planificas con tiempo la mudanza, podrás concretar el mejor día con la empresa para realizarla, y evitar tener que alterar tu jornada laboral o período vacacional. Además, al planificarla con tiempo, la empresa que realice tu mudanza podrá pedir los permisos necesarios para hacerla, en caso de que el domicilio de recogida o entrega se encuentre en una calle o accesible o que requiera de un permiso especial del ayuntamiento para el estacionamiento. También asegúrate si será posible subir o bajar los muebles y enseres por el ascensor o si va a necesitarse una plataforma elevadora que facilite las maniobras.

Haz limpieza de cosas viejas

A lo largo de los años, inevitablemente vamos acumulando una gran cantidad de muebles y objetos o enseres que en muchos casos no hemos vuelto a emplear o realmente no nos son necesarios. Por eso, cuando realices tu próxima mudanza, aprovecha para hacer limpieza y regalar o vender todo aquello que ya no utilices.

Para mudanzas a largas distancias

Si te vas a mudar de una ciudad a otra y están a bastante distancia, tanto nacional como internacional, te aconsejamos que solicites a la empresa de mudanzas que te vaya informando acerca del recorrido, para garantizar que no se producen retrasos y, si se producen, conocer las causas y los tiempos de llegada.

Con estos sencillos y prácticos consejos, estamos seguros de que el día de la mudanza, aunque pasarás ciertos nervios, evitarás más de un problema.

¡Compártelo!