En el momento en el que te planteas una mudanza, ya sea local, nacional o internacional, hay un tema que es de vital importancia que tengas decidido desde el principio; para ello te damos unos prácticos consejos para embalar de tus pertenencias.

Todas las empresas de mudanzas ofrecen el servicio de embalaje, aunque no siempre el cliente lo solicita. En el caso de que hayas decidido hacerte tú cargo de estas tareas, es importante que las planifiques con tiempo para evitar llegar al día de la mudanza con la mitad de las cosas por empaquetar.

Respira hondo y ten en cuenta estos sencillos consejos:

 

Planificación con antelación

Si sabes el día en que vas a realizar la mudanza, analiza todo lo que tienes que empaquetar y los días o momentos que vas a poder dedicarte a ello para hacer una previsión de cuándo debes ponerte manos a la obra. Es mejor que te sobre tiempo que no te falte.

 

Organización

Para comenzar a embalar tus cosas, organiza cuáles son las que no vas a necesitar de un modo inmediato, esas serán las que primero empaquetes. Las últimas que empaquetarás son aquellas de uso más frecuente o cotidiano, como pueden ser los utensilios de cocina, platos y cubiertos.

 

Cajas de embalaje

Para poder embalar correctamente tus pertenencias, deberás conseguir cajas de cartón. Lo más habitual es pedirlas en supermercados, pero también puedes acudir a otros establecimientos como estancos (las dimensiones de las cajas de cartón de tabaco son más altas y más estrechas, lo que puede ser conveniente para determinados objetos). En cualquier caso, se previsor y pide más cajas de las que esperes necesitar, para no ir luego con prisas a buscar más.

 

Elementos protectores

Seguro que tienes algún mueble o bien que necesite una protección especial para evitar que durante la mudanza pueda romperse o deteriorarse. Dada la fragilidad de algunas de nuestras pertenencias, deberás hacerte con un buen rollo de papel burbuja, que te resultará de mucha utilidad para proteger lo más delicado.

 

Contenido de las cajas

Para evitar perder el control de en qué caja está una u otra cosa, es conveniente que numeres cada una de ellas y hagas un listado de lo que contiene. Esto te resultará de gran utilidad sobre todo cuando llegues al domicilio de destino, ya que sabrás la caja que debes abrir para encontrar lo que estás buscando.

 

Orden

Por último, conforme vayas completando cajas, ve apilándolas en un lugar de la casa que no entorpezca con tu día a día. Si dispones de una habitación para hacerlo, mucho mejor. Esto, además, a nivel emocional y mental te ayudará ya que te evitará el estrés de pensar en la mudanza continuamente.

 

Esperamos que estos sencillos consejos para embalar tus pertenencias sean muy útiles para ti. Llámanos o escríbenos si quieres contar con una empresa experta en mudanzas en Zaragoza como Mudanzas EuroMartínez.

¡Compártelo!